Soy Sun Mu

La figura central en este film nunca muestra su rostro a la cámara. Tampoco revela su verdadero nombre. Apareciendo borroso, en silueta o de espaldas, el seudónimo Sun Mu, cuyo alias significa “sin fronteras”, tiene buenas razones para ocultar su identidad.

Desde que escapó de su Corea del Norte natal en los años 90 y se instaló en Seúl, el otrora artista de propaganda del régimen de Kim ahora le da un giro subversivo a las alegres imágenes de social realismo. Los resultados paródicos, que a menudo presentan a la familia gobernante de la dictadura, se han exhibido en galerías de todo el mundo. El director rastrea los preparativos del pintor para una exposición individual en Beijing, una oportunidad cargada de riesgos, y en el proceso captura una serie de eventos cada vez más surrealistas e inquietantes, que ofrece mucho para los amantes del arte y los adictos a la política por igual.

Los comentarios están cerrados.