Con William Kentridge

 

Alan Yentob se une al artista sudafricano William Kentridge mientras prepara un friso épico a lo largo de las orillas del río Tíber en Roma. Alan lo visita en su ciudad natal de Johannesburgo, la inspiración para las mágicas películas animadas dibujadas a mano que él llama «dibujos para proyección». Criado bajo el apartheid, Kentridge ha sido testigo de la frágil transición a una democracia multirracial, y su arte sigue reflejando los tiempos turbulentos de Sudáfrica.

Los comentarios están cerrados.